Oda al hombre feminista


Un relato de Esther @Antisistema74


Me habían matado. Mi vida sin sentido. El miedo mi bandera. La desconfianza tatuada.

¿Es demasiado pronto para estar muerta en vida con tan sólo 19 años? ¿Estoy obligada a seguir una vida de sumisión obligada a envejecer prematuramente? Tu criada, la madre que perdió. Sintiendo la obligación de no levantar la cabeza. Ser madre sin serlo, ser "ama de casa" sin quererlo. Sin salida, sin puertas, sin futuro de algún color que no sea el negro.

¡Y apareciste! Tu luz lo decía todo. Sólo querías caminar junto a mi. No querías mi sumisión.¡Es posible!

Ya nada tenía sentido. Había nacido mujer y era mi condena.

Jamás diste un paso por delante de mi para marcar mi camino. Siempre a mi lado, siempre pasos armoniosos junto a los míos.

Sorpresa de un hombre rebelde ante el machismo que sufrió su maestra, su amada madre, su referencia.

Siempre fuiste un rebelde. Él no fue tu referencia, lo fue ella. Por eso jamás has sido ni mi esposo, ni mi marido ni nada parecido. Has sido mi compañero de camino. Un paso tuyo vale lo mismo que el mío.

Ni "calzonazos" ni "poco hombre" ni nada que te puedan llamar para insultarte.

Gran hombre que ama de verdad a la mujer.

Mi amado compañero, gracias por salvarme y caminar en armonía junto a mi.

Gracias por demostrar que un hombre puede ser feminista.

Esperando acabar mis días a tu lado mi amado compañero.