Mujeres al borde de un ataque de nervios: Menstruación y Tabú

Por @letra_escarlata

Publicado en Contrainformación Periodismo incómodo

Si nos atenemos a la RAE, la menstruación es la acción de menstruar y menstruar es simplemente evacuar el menstruo. Algo tan simple y natural. Aunque siendo un poco más rigurosos, es un proceso fisiológico por el que las mujeres y las hembras de ciertas especies animales expulsan periódicamente por la vagina un óvulo maduro no fecundado con sangre y otras materias procedentes del útero.

En los años setenta, mientras Eve Ensler se documentaba para su libro los 'Monólogos de la Vagina' encontró un tratado sobre historia de la arquitectura religiosa que daba por sentado un hecho como si fuera sabido por todos: Que el trazado tradicional de la mayoría de edificios patriarcales de culto imita el cuerpo femenino.Hay una entrada exterior y otra interior, los labios mayores y los labios menores; una nave central vaginal que conduce al altar; dos estructuras curvas ováricas a ambos lados; y por último, en el centro sagrado está el altar o útero, donde sucede el milagro: Donde los varones dan a luz. Gloria Steinem, que le hizo el prólogo, decía que pertenecía a la generación del «ahí abajo». El lugar que no se nombra. Y no es que muchas mujeres no estuviesen liberadas, ganándose la vida. Sin embargo ni se usaban apelativos peyorativos, ni siquiera se nombraba con las palabras propias que describen las cosas. Hablar de menstruación, era también hablar de algo grotesco. Por tanto Eve Ensler escribió cada monólogo relacionado con la vagina, a través de la menstruación, el sexo, el orgasmo, la mutilación genital, la masturbación, el parto, la violación... convirtiendo a la vagina en un instrumento de poder femenino. 

"La menstruación de las mujeres engendran fantasmas." Paracelso