Mujer VIH+

Foto: Shutterstock.com
Foto: Shutterstock.com

Hoy quiero hablar sobre VIH, algo sobre lo que nunca hablo y nunca escribo, algo con lo que convivo hace algo más de 20 años y de lo que no se puede hablar, ni se puede escribir; algo que en mi caso estoy condenada a mantener en silencio para siempre.

Hablaré de cosas que nos afectan en general y de cosas que he vivido como mujer.

Si, soy mujer con VIH, hoy en día con tratamiento y carga indetectable, hablo de forma anónima, porque es algo a lo que me condena esta ignorante sociedad. No pretendo hacer juicios, ni vengo a dar explicaciones científicas, ni hablo por todas las personas infectadas, quizá algunas, se sientan identificadas, quizá otras no, hoy solo necesito escribir, en parte, lo que siento.

Sé que hay gente que no tiene miedo, que habla, que lo cuenta, los admiro de verdad. Yo sí tengo miedo, elijo esconderme y espero que respeten mi postura. Son 20 años callada y no es fácil.

Yo sé que sí repercutiría en mi trabajo, y sobre todo cuando eres madre, temes por lo que puedan tener que pasar tus hijos o hijas en el colegio.

De todas formas, hoy en día puedo hacer una vida normal y no veo porque otras personas deben saber algo sobre mí que realmente ni les va ni les viene.

No sabéis cuántas veces he tenido que ocultar informes médicos que tenía que entregar a terceros, porque aunque vayas por una cervicalgia de un accidente de coche, allí te plantan el "Mujer VIH+..." bien grande. Después si conoces al del seguro, o tienes que entregar el informe en el trabajo... por qué ponerlo si no es relevante? De ésto podría hablar días ... pero no es de lo que quiero hablar hoy.

El VIH es una enfermedad de la que se puede contagiar cualquier persona sexualmente activa, si, cualquiera, nadie está libre, pero siempre se asocia con que has llevado una mala vida, promiscuidad, drogas, con qué has hecho lo que no debías y por eso te lo mereces.

Puedes encontrarte incluso con médicos o enfermeras que te juzgan, o que te preguntan si todavía te sigues drogando, por ejemplo, como me ha pasado a mí, cuando fui a un hospital a dar a luz, u otras variopintas barbaridades... Yo le pregunté porqué supone que me drogo, y me pidió perdón, dándose cuenta de su osado atrevimiento e ignorancia, pero no se trata de pedir perdón.

Hasta hace muy poco (meses), no podias trabajar en las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado ni como funcionaria o funcionario de prisiones, es vergonzoso. En cambio admiten violadores, acosadores ... en fin.

Es sabido que las personas con carga indetectable NO son transmisoras de la enfermedad. Esto se sabe hace tiempo.

Yo era muy joven cuando fui diagnosticada, con 19 años ya conocía la enfermedad del SIDA, ya había visto morir gente. Por aquel entonces yo no tenía tratamiento, me dijeron que era mejor esperar a tener cargas altas, ya que era muy joven. Tampoco los tratamientos eran como son ahora. Así que agradezco haber llegado a poder tomar los nuevos tratamientos y tener esta vida, y no la horrible que yo imaginaba en aquellos años que me tocaría vivir, en base a lo que yo había visto.

Yo entonces salia, normal, iba de fiesta... y puede que surgiera una relación espontánea con una persona; por supuesto, aparece un dilema moral, yo sentía la obligación de contárselo, sobre todo porque siempre me importaron los demás más que yo misma. Después aprendí muchas cosas con los años, como que me tenía que limitar a usar preservativo y punto. El problema estaba en que no era yo la que me lo tenía que poner, y obligarles a ellos a ponérselo es otro tema, como comentaré después.

Pero claro, volviendo al dilema, no conoces a esa persona, no sabes si puedes confiar, es más, sabes de sobra que no debes confiar, y de repente pones tu vida en sus manos. Así, sin más.

Obviamente tú siempre intentas que, en caso de ser un hombre, utilice preservativo, no haría falta decir nada, en principio, esto sería lo ideal claro, pero es que no es así en la realidad. Siempre te encuentras las mismas respuestas: "es que no me gusta", "no pasa nada", "me retiraré a tiempo"... Puedes encontrarte con hombres que se lo quitan en mitad de la relación, puedes encontrarte de todo.

Si se lo cuentas, toda la vida habrá una persona que pueda chantajear, toda la vida vivirás con miedo de que lo cuente, aunque a ti te diga que no pasa nada, que lo comprende y en ese momento le da todo absolutamente igual, pero al día siguiente va donde sus amigos, lo cuenta, negando que se acostó contigo y "advirtiendo" a los demás, y zas! te arruina la vida.

El VIH es una infección que se transmite a través de la sangre, el semen, las secreciones preseminales, vaginales y rectales o la leche materna de una persona seropositiva, la causa mayor de contagio en las mujeres es tener relaciones sexuales sin preservativo vía vaginal, y es más probable la transmisión de un hombre a una mujer, que a la inversa.

Si tú eres una persona con carga indetectable, como es mi caso, sería posible que tu pareja, si mantiene relaciones con otras personas infectadas, por ejemplo en estado avanzado de la enfermedad, te pueda provocar una mutación del virus, que ya no reaccione a tu medicación y joderte la vida. También puede contagiarte otras enfermedades que sí pueden suponer un ataque grave a tu salud, o muy grave, incluso mortal.

No es una invención mía que los hombres son dados a consumir prostitución, que les da lo mismo todo, y que su gusto por los medios anticonceptivos (suyos) es escaso o nulo, y que desde luego los que andan en estos menesteres, no te lo van a contar.

Tampoco es invención mía que si un hombre quiere utilizar un preservativo probablemente ninguna mujer lo vaya a cuestionar, en cambio esto sí ocurre a la inversa, es cuestionado y reprochado, por lo que no os podéis imaginar en la situación en la que de repente te encuentras.

Las mujeres además, nos tenemos que enfrentar a varios problemas añadidos. Tú tienes que responsabilizarte de que él use condón cuando debería ser responsabilidad de ambas partes, pelear con él para que lo use, sortear y vencer sus reproches. De verdad, cansa mucho. Y a un tío así le vas a contar un "secreto" de tal magnitud? Pues no.

Como digo, ésto lo veo pasados los años. Hoy seguro, hubiera mandado a la mierda sin más explicaciones a la mayoría de tíos con los que estado.

En caso de que seas heterosexual una buena opción, algo utópica, es que puedas mantener una relación estable, incluso puedes llegar a no tener que utilizar medios, porque las probabilidades de contagio son inexistentes con carga indetectable, puedes tener hijos sanos y llevar una vida normal.

Hoy en día éste es mi caso.

También es cierto que mantener una relación estable hoy en día con un hombre es muy complicado, todas las que nos valoramos lo suficiente lo sabemos.

La cuestión que nos debemos plantear es porqué si puedes llevar una vida perfectamente normal, incluso con riesgo CERO de contagio, si puedes tener hijos sanos, si puedes trabajar en cualquier cosa, porqué debemos vivir con ese estigma, porqué debemos vivir callando, sin poder hablar, aisladas, con miedo, miedo de que nos jodan la vida, a nosotras o a nuestros hijxs, miedo a quedarte sin trabajo, miedo a que hablen de ti... Siempre miedo. Es claramente un problema social más que otra cosa.

Esto sí me parece muy importante que se difunda. He leído comentarios de gente que para herir en redes, acosan y utilizan que una persona es VIH+. Espero que por desconocimiento.

"Era VIH+ y no se lo dijo a mi amiga (o amigo)!!". A ver, no todos los casos son iguales, hay verdaderos cabrones, claro que no se puede ir por ahí sin protección alegremente si puedes contagiar, arriesgando a los demás, etc. Pero esta persona se vio obligada a decir en una red social, que tenía carga indetectable, que no podía transmitir etc. Pero de verdad es necesario dar estas explicaciones? Cuando dos personas no se conocen deben utilizar protección. Punto. No vale después enterarse de que "Tal" es seropositivo y llamarle de todo. Acaso la otra persona, la supuesta víctima que defendeis sin saber, podéis confirmar que no lo tenía? O hepatitis, o cualquier otra cosa? Me duele especialmente cuando la gente empieza a meterse con alguien utilizando que es VIH+, juzgando sin saber. ¿Queréis que llevemos un cartel de peligro?

Pues resulta que la amenaza NO somos las personas diagnosticadas. Normalmente llevamos un riguroso control, análisis periódicos etc. ¿Pueden decir lo mismo ciertos acosadores oportunistas y todos los que han criticado ésto alguna vez sin saber?

Es justo lo contrario; los no diagnosticados que son portadores sin saberlo, o los que tienen cualquier enfermedad y la van contagiando por ahí, pero como no es VIH no importa ya que está hasta casi bien visto, esas personas son la verdadera amenaza, ellas, su ignorancia, y la de gran parte de la sociedad. Amenaza para todo el resto y especialmente para nosotros, porque podrían contagiarnos cualquier cosa y complicarnos todo, ya que podemos ser más sensibles a otras enfermedades.

Recuerda ésto antes de atacar a una persona sólo porque has oído que es VIH positivo, no se lo va contando a todo el mundo, y a ti no te parece bien porque tú amiga o amigo de turno está muy ofendido y cree que han intentado asesinarle. Recuerda que podría ser una persona con carga indetectable, por lo tanto NO transmisora. Tu no estabas ahí, no sabes si utilizo medios de protección o no. No sabes si lo intentó, no sabes si estuvo a punto de contarlo y no se atrevió. En cualquier caso si lo vas a criticar, nunca hagas público ni difundas que alguien es VIH+, y más si no sabes de verdad cuál es el caso, porque te puedes estar equivocando, y puedes estar contribuyendo a estigmatizarnos a todas.

Hoy es 1 de Diciembre, ni siquiera me importa si esto sale publicado hoy, es más, prefiero que sea otro día, para que no se diluya entre las miles de publicaciones de postín para quedar bien. También sé que es tal el estigma, que prácticamente no se comparten las publicaciones sobre VIH. Se hace como mucho un post el día 1 de Diciembre y listo. Y eso los más osados.

Si dedicaran más tiempo a difundir la información real de lo que es y lo que supone ser una PERSONA VIH+ desmentir sus mitos, como información desfasada de los 80 etc. todos los días y no solo hoy, las cosas cambiarían mucho.

Pero no, tristemente sólo lo dicen hoy, que no matamos, que no contagiamos necesariamente, que vivimos, sentimos, existimos y tenemos los mismos derechos, entre ellos el derecho a la privacidad, a trabajar, a no ser discriminadas, que vivimos calladas, con miedo, estigmatizadas, aunque desde el punto de vista médico podemos vivir una vida normal, por lo que no podemos hacerlo es por la sociedad. Cualquier enfermedad se puede contar, menos ser VIH+, que por cierto, no es una enfermedad, ni es lo mismo que tener la enfermedad del SIDA, así no progresaremos, un día NO es suficiente.

La medicina ha avanzado mucho, podemos llevar vidas normales, nuestra peor enemiga es la ignorancia y el estigma. Recuérdalo, por favor.

Espero que al menos las personas más sensibles puedan llegar a comprender el esfuerzo, y la valentía que se necesita muchas veces para poder hablar de ésto, incluso sin firmarlo. En mi caso me supone que me tiemble el pulso, tener náuseas, encontrarme mal durante días, mientras pienso si debo escribir o no, además de que me vienen muchos recuerdos, porque encima en mi caso mi contagio sí que fue una experiencia traumática y todo está unido.

Lo que sobre todo es necesario es que antes de señalar o juzgar a alguien con VIH, te lo pienses. Y también al hacer comentarios.

Dedicado a las que siempre me apoyaron y nunca me fallaron. Digo "LAS" porque a día de hoy ninguna mujer a quien se lo conté, siempre de corazón, me falló jamás. No puedo decir lo mismo de todos los hombres, a quienes en la mayoría de casos se lo conté por "obligación".

A las viejas amigas, a las nuevas y a las que están por venir.

Gracias por leerme.

Marlene