Estoy aprendiendo a ser feminista

Un artículo de Aliolé


Estoy aprendiendo a ser feminista. Porque tanto me dijeron no, que me lo creí. Por eso cada día descubro algo nuevo, y pienso "vaya, no había caído en esto". Si yo auto convencida de la igualdad solamente soy una aprendiz, no quiero ni pensar aquellos que ni creen en la misma.

Aprendí por ejemplo que nuestros cuerpos sirven como meros objetos para cierta publicidad, que en las pelis casi siempre se desnudaban ellas, que había pocas mujeres de uniforme, que cuando te encuentras a una mujer en ciertas labores son más duras, porque tienen siempre el objetivo encima. Aprendí que se puede ser madre, esposa, y además mujer libre. Aprendí que puedo ser lo que yo quiera, estudiar lo que me de la gana, opinar lo que sienta.

Descubrí que no tengo por qué ser madre, ni necesito un hombre o mujer a mi lado para ser completa, aprendí que no tengo porqué tener miedo, que ningún jefe puede ponerme la mano en el hombro, que nadie tiene que decirme como vestirme, que la calle es tan mía como de los demás...

Que los chicos malotes para el cine, que prefiero mil veces un compañero que un príncipe azul, que quien bien me quiere no me hará llorar, que mi sexualidad es mía y la decido yo, y que defenderé siempre a cualquier víctima de violencia de género por encima de todo, porque su dolor es el mío.

Y sigo aprendiendo...