MI EXPERIENCIA CON LA DISFORIA DE GÉNERO


Un artículo de Omaita

Pues bueno, resulta que yo hace  apenas unos meses era un poco así como liberala, al menos respecto al tema del género y era pro trans y pro teoría queer

Cómo siempre he sido una niña bastante masculina, que no se ha identificado con la feminidad jamás y hacía todo lo contrario de lo que se esperaba de mí como mujer (hembra humana), al estar toda esta mierda post moderna en auge, comencé a informarme sobre géneros no binarios y empecé a crearme yo sola una disforia de pecho terrible. Hasta el punto en el que había momentos en el que no me lo podía ni tocar, y sólo el simple hecho de verlas ahí me provocaba una sensación horrible. Así que empecé a vendármelas, a buscar Brindes o algún tipo de camiseta compresora por internet.  Me compré lo primero que pillé para poder vendarlas o disimularlas pero nada me parecía suficiente. Cada vez que veía el pecho plano de un hombre, sentía mucha envidia y deseaba tenerlo así, e incluso empecé a informarme sobre mastectomías y demás. Y me empecé a considerar de género no binario .Hasta que llegó mi salvación, el RadFem. Después de haber defendido a muerte a la gente trans, tras varias experiencias desagradables con gente trans, empecé a escuchar a compas RadFem, a leer yo misma sobre el origen de la opresión de la mujer y a darme cuenta de que no había nada malo en mí. No hay nada de malo en que no me identifique con los estereotipos y roles de género que se me han impuesto por nacer con coño. Ninguna mujer se identifica al 100% con ninguno. Salvo al parecer, los trans femeninos. Soy una mujer que no se identifica con la feminidad impuesta a su género.

Cómo es lógico, porque la feminidad es algo totalmente dañino para nosotras. Pero eso no me convierte en un hombre. No quiero hormonarme para convertirme de forma artificial en mis opresores, no quiero tener una apariencia por la cual otra mujer pueda llegar a sentir miedo de mí cando va sola por la calle y que eso me haga sentir bien, que eso signifique que soy hombre. No quiero mutilar mis pechos para poder enseñarlos, porque claro, una mujer nunca debe enseñar sus pechos.

Gracias al RadFem, mi disforia ha casi desaparecido por completo. Una disforia que nunca había tenido hasta que empecé a leer sobre géneros no binarios y todas estas paparruchas.

En resúmen: os estáis creando disforia a vosotros mismos y se la estáis creando a los demás con tanta sobreinformación sobre esta basura. Y ver a niños de 14/15 años diciendo que son genderfluid y no se qué mierdas más, niños súper pequeños creandose disforia por vuestra teoría de mierda. 

O simplemente porque ahora es ''lo que se lleva''... dais putísimo asco, sinceramente. Me avergüenzo muchísimo de haber defendido toda esta basura; pero bueno, al menos conseguí abrir los ojos y espero que toda esta basura se termine pronto.

Y sí, jugaba con juguetes ''de niño''. Y odiaba ponerme vestidos. Y me vestía ''con ropa de chico''. Y jugaba con niños a cosas ''de niños''. Y eso no me hace menos mujer porque no es algo que yo haya elegido, ni es un sentimiento identificable. Tener disforia es normal en una sociedad en la que si te sales de los estereotipos o roles impuestos a tu género, te hacen sentir que hay algo mal en ti, que si eres una mujer tienes que ser de x forma y si eres un hombre de la otra. Y con la transexualidad se están perpetuando estos estereotipos y roles dañinos. Porque claro, si te gusta el fútbol es que eres un niño y si eres asustadizo y débil pues es que serás una mujer. Misoginia de la peor.


Y os dejo aquí el vídeo más misógino y asqueroso que he visto en mi puta vida de un trans masculino contando cómo se dio cuenta de que era ''un hombre''.

Después de ver el vídeo, decidme que la transexualidad no consiste en estereotipos y perpetuación de roles misóginos. 

Un besico. 

Hilo original en Twitter