Las Hijas del Patriarcado

Un artículo de Chispa


Nos resulta paradójico que siempre haya mujeres que se ofendan cuando hablamos del Patriarcado y sus consecuencias, pero en pleno siglo XXI y en un país avanzado como el nuestro todavía hay mujeres que lo niegan, lo justifican, o que simplemente lo perpetúan, porque efectivamente, también existen las Hijas del Patriarcado. Y no son nuestras madres o abuelas, criadas bajo el machismo más feroz, sino mujeres jóvenes o de mediana edad que se supone que han crecido en libertad, al menos en la emocional. Las vemos como siguen diferenciando la educación de sus hij@s en función del sexo, como se sorprenden cuando ven a un niño con una muñeca o a una niña con metralletas, como siguen evitando a sus hijos las tareas domésticas. 

Niegan ser sumisas cuando han aceptado las actitudes machistas como lo normal, porque así las han educado y no han sido capaces de rebelarse. Las vemos como critican a las mujeres que han conseguido ser libres, llamándolas igual que lo haría cualquier hombre. Siempre nos dicen que los tiempos han cambiado y que eso del Patriarcado es una falacia, que a ellas las han educado bien y que hoy todas somos libres, pero los hechos siempre acaban desmintiendo a las palabras y hoy vemos como estamos retrocediendo cuando se suponía que avanzábamos.

 La violencia de genero no solo aumenta, además cada vez empieza a edades más tempranas. vemos acosos y agresiones a chicas desde los 14 o 15 años, y vemos como muchas de nuestras adolescentes lo consideran normal. Las redes sociales han agravado el sexismo y nos hacen más vulnerables a los prejuicios machistas, solo hace falta una pequeña venganza personal para que una mujer salga en las redes y le arruinen la vida (recuerdo el caso de aquella chica asturiana que tuvo que huir de su pueblo y del mundo cuando su ex difundió vídeos sexuales) porque siempre somos nosotras las que sufrimos las consecuencias, no ellos. 

Los hombres siempre tienen justificación para todo y son muchas las mujeres que también los justifican. Ellos son así nos dicen. Y no, no son así, es la educación patriarcal de tantos siglos la que los hace machistas, la misma educación que hace que haya tantas mujeres machistas. 

Algunas lo dicen abiertamente y critican el feminismo, otras se llaman feministas a si mismas para quedar bien, algunas cuando les hablan de feminismo salen corriendo y hasta hemos llegado a ver como una diputada de Ciudadanos comparaba el feminismo con los perros y se quedaba tan ancha. Pues sepan los hijos y las hijas del Patriarcado que en verdad a las feministas nada nos gustaría más que ver desaparecer el feminismo, ello significaría que realmente los tiempos han cambiado, que por fin todas las mujeres hemos conseguido ser libres y que el Patriarcado ha muerto.