#HolaPutero Me llamo Lucille

Un relato de Rakel


Me llamo Lucille y hace 3 años llegue a España bajo la promesa de un trabajo y una vida digna. Esa "promesa" me ha costado 3000€ y ahora una vez aquí amenazas a mi familia.


Ahora " malvivo" en una habitación junto a otras 3 mujeres engañadas como yo.No se nos permite hablar,ni mirarles a los ojos,ni salir solas a la calle,ni mucho menos quejarnos después de los golpes.Todo es miedo y terror.

A las 10 de la noche nos vienen a buscar,nos meten a empujones,en una furgoneta y nos llevan a cualquier calle de una gran ciudad.Una vez alli,con frio,calor ó lluvia comienza nuestro " trabajo digno":


20€ un completo

30€ completo y sin condón

SOY ESCLAVA SEXUAL