Esclavitud del pueblo africano 2ºparte; Brasil y Dandara

Aproximadamente 5,5 millones de esclavos fueron traídos a Brasil, 4,8 millones llegaron vivos. El 38% de todos los africanos traídos a las Américas durante el comercio de esclavos fue a Brasil. 


Brasil ya contaba con décadas de esclavitud, sus pueblos indígenas eran considerados enemigos y una vez que comenzó una política de asentamiento estos fueron reducidos por medio de la esclavitud o por su reducción a poblados jesuitas (apróx. 3000), donde le sometieron a un intenso proceso de aculturación.


El Norte de Brasil, sufrió un proceso de esclavitud, sobre todo, porque la caña de azúcar comenzó a cultivarse en el s. XVI y se convirtió pronto el recurso económico principal de Brasil. Esto configuró que, las poblaciones que no acabaran sometiéndose, acabarían siendo exterminadas.


A partir de la segunda mitad del s. XVI el excesivo trabajo que originaban las plantaciones de azúcar, provocó una demanda de esclavos. Procedían de África por lo que se reactivó el comercio transatlántico. A pesar de que los esclavos indígenas eran más baratos, los esclavos africanos fueron importados a un ritmo rápido. En 1850, la mitad de la población de Brasil estaba esclavizada. La presencia de esta gran población de esclavos, junto con la ausencia relativa de las mujeres blancas, dio lugar a una alta tasa de mestizaje resultando en un gran grupo de esclavos mulatos de raza mixta. Eso dejó una huella imborrable en Brasil, en la cultura, religión y diversidad racial de una sociedad que hoy suma 190 millones de personas de las que más del 50% son negros o mulatos.


Hace poco más de 20 años descubrieron por casualidad un cementerio de esclavos negros bajo una propiedad en una zona portuária de Rio de Janeiro. Ese lugar se convirtió así en un sitio de investigación histórica y arqueológica que según los expertos ofrece una mirada única en Sudamérica al drama de la esclavitud y su legado.

"Este legado es una historia de dolor y sufrimiento que está presente en la sociedad brasileña", dice Cláudio Honorato, del Instituto de Investigación y Memoria Negros Nuevos (IPN por sus siglas en portugués) a BBC Mundo.


Los datos disponibles señalan que ahí sepultaron a más de seis mil esclavos, aunque se cree que fueron muchos más porque varios registros se destruyeron. Vinieron de zonas muy diferentes del continente lo cual influiría notablemente en el legado cultural y religioso. Las investigaciones en el cementerio también han permitido conocer el trato que recibían los cuerpos de esos "negros nuevos" muertos al llegar o en viaje a Brasil.
Los cadáveres eran lanzados en fosas comunes, que después se abrían para esparcirlos y quemarlos. En el mismo lugar aparecieron también fragmentos de cerámicas, vidrios y hasta desechos de cocina.

"La sociedad también creyó que podía tirar su basura dentro del cementerio, porque el 'negro nuevo' era visto como basura de la sociedad"

Algunas investigaciones científicas aún están en curso y otras pendientes. Quieren ver el impacto físico de los malos tratos que recibían comparando estos restos con los encontrados en otras zonas del país. Es un trabajo lento porque no tienen recursos y es que las desigualdades entre blancos y negros (pese a ser mayor porcentaje estos últimos) siguen siendo enormes.


El 28 de septiembre de 1871 se promulga la Ley del 'Vientre Libre' que daba la libertad a los hijos de los esclavos nacidos a partir de la fecha, aunque los pequeños estuviesen tutelados por sus dueños hasta cumplir los 21 años. En 1885, se crea la 'Ley Sexagenarios' que daba la libertad a los esclavos con más de 60 años, pero fue solamente en un 13 de mayo de 1888 que el Gobierno Imperial declaró la abolición de la esclavitud de las manos de la Princesa Isabel mediante la Ley Aurea. A los ojos de la ley todos eran igualmente libres, pero la ley no había contemplado la marginalidad a la que esta gente estaría expuesta. De no tener libertad, pasaron a no tener derechos, siendo así relegados a la esclavitud social. 

 Los blancos en Brasil ganan en promedio casi el doble que los negros y en algunos lugares como Salvador hasta 3,2 veces más, notó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística. Esto refleja una herencia vigente de la esclavitud. Poseen los peores índices con respecto al acceso a derechos básicos como educación, sanidad, empleo...
El grupo de mujeres negras representa el 25,5% de la población, 49 millones y ocupan la base de la pirámide social con una extrema vulnerabilidad que se refleja en los índices de mortalidad ya que según datos del mapa de violencia realizado por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales demuestra que en los últimos 10 años los asesinatos de mujeres blancas han disminuido en un 9,8% pero el de las mujeres negras creció un 54,20%. La violencia es un problema tan profundamente arraigado en algunas comunidades brasileñas, que muchas mujeres están acostumbradas a ella y la ven como algo normal. La violencia de género tiene un gran impacto en la vida de las mujeres afectadas.En las redes sociales, fue lanzada una campaña en la cual mujeres relatan sus vivencias como empleadas domésticas. Sus relatos son la constatación del racismo brasileño y de la herencia colonial. Otro hecho que causó indignación fue la publicación de un video donde los gerentes de un establecimiento comercial gravan a una mujer negra trabajando y la llamaban esclava.


Por las estadísticas oficiales, el racismo es funcional para la sociedad capitalista y hace parte de su mecanismo de reproducción para seguir existiendo y naturalizar las opresiones en las relaciones sociales, con la finalidad de mantener los privilegios de clase burguesa..

Somos mujeres negras latinoamericanas y caribeñas y no tenemos miedo a la muerte. Con la energía de las yabás, somos mujeres del proyecto popular. Somos fuego en la mecha! Hasta la victoria!*Andréia Roseno


En 2015 nace la Marcha de Mujeres Negras, que se celebra el 25 de Julio conmemorando el cierre del I Encuentro de Mujeres Negras de América Latina y el Caribe. Entre los participantes en la concentración contó con el apoyo del ex senador Eduardo Suplicy, que horas antes estuvo detenido por la Policía Militar después de resistir junto a asentados sin techo en la zona oeste de São Paulo. Según Suplicy

"Es muy importante que las mujeres afrobrasileñas estén organizándose para autoafirmarse y lograr su debido lugar en las vida brasileña, del trabajo, la ciudad, los cargos públicos[...]la mujer negra puede y tiene que desempeñar un papel muy importante en Brasil y estoy aquí para apoyarlas"

Dandara fue una referencia de la lucha de las mujeres negras en el período colonial y esclavista y contribuye con el legado dejado por los quilombos . Luchó por la liberación total de las negras y negros en Brasil. Ella fue una de las pruebas reales de que la mujer no es un sexo frágil. Además de los servicios domésticos, plantaba, trabajaba en la producción de la harina de mandioca, cazaba y luchaba, además de empuñar armas y liderar las falanges femeninas del ejército negro palmarino. Seguir leyendo