Ellas también tienen voz

Artículo de Kiara

Me enfada enormemente que para desprestigiar el movimiento feminista occidental, las voces más rancias e ignorantes, llenas de consejos paternalistas que no necesitamos, nos digan que por qué no vamos a luchar por los derechos de la mujer en países islámicos. Que ahí no se atreve nadie a alzar la voz. No me enfada porque intenten callarnos, me enfada porque invisibilizan un trabajo incansable lleno de voces femeninas de esos países. Una lucha feroz de supervivientes. Esconden bajo la ignorancia años de lucha contra régimenes patriarcales. 


La verdadera lucha por el feminismo surgió en 1980 cuando Pakistán estaba bajo el golpe militar de su tercer dictador militar, el general Zia-ul-Haq, cuya versión en sentido estricto del Islam sunita define la política de estado que resultó antagonista hacia las mujeres en Pakistán.


La ordenanza Hudood, promulgada en 1979 por el entonces presidente Mohamed Zia ul Haq y redactada según criterios de la ley islámica (sharía) reconoce como delitos de Zina conductas delictivas como la fornicación, adulterio, violación, secuestro, rapto o prostitución. Hasta ahí más o menos normal. Resulta que bajo esta ley, una mujer que denuncie su violación es acusada a su vez de adulterio si estaba casada o de fornicación si no lo estaba hasta que el tribunal se pronunciara. Ella estaría encarcelada ya que se asume que la violación ha sido un acto voluntario y actúa libremente. El violador a su vez queda libre.


 Para demostrar su inocencia, ella requiere el testimonio de cuatro testigos varones, adultos y que sean buenos musulmanes y la confesión del acusado ante el tribunal hasta la ejecución de sentencia. Las niñas allá no pasan por pubertad, de modo que son consideradas inmediatamente salen de la niñez como adultas. Eso las hace muy vulnerables frente a la ley desde temprana edad



.Para 1981 se impulsó a las organizaciones de mujeres para que formaran una plataforma de derechos para mujeres, el Foro de Accioones para Mujeres ( Women´s Action Forum) para que desafiaran la dictadura militar del general Zia ul Haq.En 1983, el gobierno de Pakistán aprobó la Ley de Evidencia, que declaró que el testimonio de dos mujeres en una demanda es igual al testimonio de un solo hombre. 


La aprobación de esta ley draconiana provocó indignación en todo Pakistán y una de las consecuencias fue una protesta emblemática el 12 de febrero de ese año, en Lahore, de aproximadamente 200 mujeres, lo que atrajo la atención mundial. 


En conmemoración del hecho, el 12 de febrero se celebra ahora como el Día de la Mujer de Pakistán.Según los informes de prensa que cita la Comisión Pakistaní de Derechos Humanos, una organización no gubernamental, más de 10.000 mujeres son violadas cada año en Pakistán, aunque se cree que la cifra real puede ser mucho más alta. 



Además de esos tremendos obstáculos legales para el procesamiento de una violación, existen varios informes sobre la participación de la policía en violaciones y en violaciones múltiples y sobre la protección policial de las personas acusadas de violación, sobre todo si proceden de familias influyentes. 


Las mujeres que han sido violadas corren también el riesgo de ser asesinadas por "honor". Un pariente varón las mata porque se considera que han manchado el honor de la familia en la comunidad transgrediendo las normas sociales, que por lo que se ve incluye el hecho de haber sido violada. 


Se calcula que cada año se producen en Pakistán una media de mil asesinatos por "honor". Incluso la Comisión Nacional sobre el Estado de la Mujer del gobierno pakistaní ha recomendado revocar las Ordenanzas Hudood, basándose en que son discriminatorias para las mujeres y que no se ajustan a los mandamientos islámicos

Sigue leyendo


Artículo original de @Kiara00888 de su blog  la revolución será feminista