Diana, una víctima más del terrorismo machista que no cesa

Por Chispa

Tristemente, el fatal desenlace de Diana Quer ha vuelto a poner en evidencia, no sólo el machismo, si no también lo arraigado que está en todos los ámbitos de nuestra sociedad. 


En este caso, como en tantos otros, el tratamiento mediático fue de todo menos periodismo, una noticia que debía tratarse con toda sensibilidad se convirtió en un ataque frontal a la víctima y a sus familiares, sin la más mínima consideración, ni humana, ni profesional.


 Empezaron sacando todos los trapos sucios de la familia, sin venir al caso ni tener ninguna importancia, solo añadir dolor a unos padres y a una hermana que estaban viviendo el peor de los infiernos, la desaparición de la persona que más amas. Y como no, luego llegó la culpabilización de Diana Quer con todos los clichés machistas sin excepción.


 Como siempre sucede, de repente eres la culpable de tú desaparición, porque no solo eres responsable de tus actos, también eres responsable de los actos de los demás, da igual como hables, como te vistas, como pienses, todo da igual, tú serás la responsable de tú agresión, de tú violación, de que desaparezcas o de que te maten, y sí, nos dijeron que Diana se lo buscó, como se lo buscan todas las víctimas. 


Ahora sabemos, o quizá siempre lo hemos sabido, nosotras lo sabíamos, que Diana era otra víctima más de ese terrorismo machista que no cesa, en todas sus vertientes, y contra el cual lo mínimo que podemos esperar las mujeres es el respeto que nunca tenemos, ni siquiera en los peores casos de violencia de genero. Y evidentemente esperar la implicación de toda la sociedad, implicación que nunca acaba de llegar. 

Artículo de @chispa34720356